¿Qué potencia eléctrica debes contratar?

¿Qué potencia eléctrica debes contratar?

Definición

 

La potencia eléctrica es la proporción por unidad de tiempo, o ritmo, con la cual la energía eléctrica es transferida por un circuito eléctrico. La unidad que le corresponde en el Sistema Internacional de Unidades es el vatio o watt (W).

 

¿Es lo mismo el consumo y la potencia?

 

Hay que diferenciar entre consumo y potencia. Mientras que la potencia es la cantidad de energía que un elemento necesita para funcionar, el consumo es cuánto tiempo está funcionando. Cuanta más potencia tengas, más aparatos eléctricos podrás encender al mismo tiempo. Pero cuanta más potencia tengas, más pagarás cada mes, ya que tu factura eléctrica se divide en consumo (que puedes controlar siendo más eficiente) y potencia (que es un coste fijo y aumenta según los kW que contrates).

 

¿Cómo podemos calcular la potencia necesaria para nuestro suministro?

 

Para optimizar la potencia que un usuario tiene que contratar para su suministro, hay que sumar la cuantía de kw que todos los aparatos eléctricos que poseemos. Para ello, podemos acudir al manual técnico o ficha, donde se inidicará la potencia del aparato en kw o mw. Por su parte, en las fábricas será el instalador que participa en el proyecto de obra el que realizará el cálculo de necesidades de potencia.

Posteriormente, elaborar una orden de funcionamiento nos ayudará a adquirir la habilidad para elegir la potencia correcta. Hay que tener en cuenta que hasta 10 kw se producirá un apagón del Interruptor del Control de Potencia (ICP) si el consumo de un momento determinado supera la potencia contratada. Sin embargo, si el consumo excede de lo acordado con la comercializadora cuando la potencia es superior a 10 kw, el apagón no tendrá lugar. En este caso, se cobrará un recargo en la factura de la luz cuya fórmula está establecida por normativa.