“Con los clientes de EcoEQ hago un contrato de confianza”

“Con los clientes de EcoEQ hago un contrato de confianza”

 

 

Nacida en Almería en 1980, Margarita Cobos estudió Ciencias Ambientales en la Universidad de Almería. Tras cursar un máster de Ingeniería Ambiental en la Universidad de Alcalá de Henares, fue contratada en una conocida constructora de la provincia, donde desarrolló labores de técnico de Calidad y Medioambiente.

Mujer, madre, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Almería y con mirada amplia hacia el medio que nos rodea, Margarita creó la primera comercializadora eléctrica almeriense en 2012. Desde entonces, EcoEQ no solo se ha consolidado como potencia en la economía provincial, sino que ofrece sus servicios en todo el territorio peninsular, haciendo realidad su proyecto de expansión empresarial.

 

Mujer, joven y emprendedora. ¿Qué te motivó a fundar la primera comercializadora eléctrica de Almería?

Tras realizar el Máster de Ingeniería Ambiental me sentía atraída hacia el asunto del consumo energético. Es por ello que creé en 2006 EcoEQ Desarrollo, con el objetivo de llevar a cabo estudios de energía. Indagando, llegué a la conclusión de que en Almería no había ninguna empresa local dedicada a la comercialización eléctrica y las grandes compañías del sector tenían un trato poco cercano con el cliente, por lo que me lancé a cubrir esta necesidad. Además, fue justo cuando se acababa de liberalizar el mercado. Viví todo el cambio del suministro.

 

 

¿En qué punto se encuentra hoy la empresa?

Desde 2012 no hemos parado de crecer. Nuestra pretensión no es hacer competencia a las grandes comercializadoras, sino fidelizar clientes e ir creciendo poco a poco. En 2017 facturamos 4 millones de euros y queremos mejorar, pero la obsesión no es facturar más.

 

Dicen que “tener grandes expectativas es la clave de todo”. ¿Cuándo comenzaste esta andadura te imaginaste al frente de un gran equipo como el que ahora tienes?

No, para nada me imaginaba la dimensión del equipo y tampoco el nivel de clientes. Mi única expectativa hoy por hoy es la satisfacción del cliente. Soy de las que piensa que el trabajo debe tener recompensa, y lo cierto es que somos muy trabajadores. La clave de nuestro trabajo es la condensación de las personas que formamos parte de este proyecto y el rumbo hacia un objetivo común. La realidad es que todos sufrimos mucho cada día.

 

¿Se podría definir el espíritu de EcoEQ en tres palabras?

Llevamos la responsabilidad tatuada en el ADN de la empresa, aunque la confianza y el compromiso queda patente con cada uno de nuestros clientes. Desde el principio le otorgo un gran respeto a quien confía en nosotros. Se puede decir que elaboro un contrato de confianza que se corresponde con mi forma de ser.

 

¿Por qué el precio de la luz es tan cambiante en nuestro país?

Fundamentalmente, porque depende de muchas variables incontrolables. Aunque el sistema de fijación de precios del mercado eléctrico es el mismo en toda Europa, en él se contemplan influencias externas como el precio del petróleo. Dentro de esta situación, España tiene otras particularidades, por ejemplo, las condiciones climatológicas, que marcan el ritmo de las energías renovables, o las interconexiones energéticas.

 

¿Piensas que los españoles consumimos más energía eléctrica de la que necesitamos?

No pienso que los españoles consuman más energía de la necesaria, aunque siempre estamos a tiempo de ahorrar y cambiar las instalaciones para conseguir un consumo eficiente. El precio de la luz está alto y cada vez son más las medidas de ahorro en establecimientos y hogares.

 

¿Qué opinas de la situación de la energía renovable en España y, especialmente, en Almería?

La energía renovable puede llevar fácilmente a equivocación. Puesto que los recursos naturales ofrecen días cambiantes en lo que respecta a la generación energética, creo que el sistema tiene que estar amparado por energías nucleares, térmicas… En el caso de Almería contamos con una situación espléndida, sobre todo en lo que a energía fotovoltaica y eólica se refiere. Pienso que para implantar estas fuentes es necesario ampliar el sistema para mejorar las redes. Se debe establecer un autoconsumo muy útil dentro de la confianza normativa.

 

¿Cuál es el reto más inmediato de EcoEQ?

Quizá el reto más ansiado es adquirir la confianza total del cliente, ese es el tope al que aspiro. Sin duda, esta sería la situación idílica de EcoEQ. Queremos fidelizar más que crecer, y seguir apostando por la provincia sin olvidar la expansión comercial. Enseñar a consumir al cliente y que este entienda la factura de la luz es el reto permanente.